Madeira alcanzará el 50% renovable apoyándose en baterías

Los socios del proyecto instalarán el BESS llave en mano y se basará en el producto de almacenamiento de baterías GridStack de sexta generación


Gristack Fluence Env Close high res 768x432



La vecina Madeira podrá reducir radicalmente su consumo de combustibles fósiles mientras mantiene el suministro eléctrico estable y confiable, gracias a la tecnología del sistema de almacenamiento de energía por batería (BESS). La empresa de servicios públicos del archipiélago Empresa de Electricidade da Madeira (EEM) adjudicó un contrato a los socios del consorcio Siemens Smart Infrastructure y Fluence para instalar un BESS de 22,5MVA / 15,6MWh.

Se construirá junto a una central térmica existente y se integrará en la microrred de la isla de Madeira, lo que permitirá al territorio aumentar su participación de energía renovable en su combinación energética a aproximadamente el 50%. El BESS también permitirá a EEM arrancar partes de la red de 60kV y restaurar la operación de la red en caso de cortes.


El proyecto está programado para estar en funcionamiento en el segundo trimestre de 2022. “Con la implementación de esta planta de almacenamiento de baterías, pretendemos reducir la cantidad de generadores térmicos que dependen de combustibles fósiles y aumentar la penetración de fuentes de energía renovables sin enfrentar el riesgo de apagones, asegurando una regulación de frecuencia óptima del sistema eléctrico de Madeira”, afirmó el presidente de la junta directiva de EEM, Francisco Taboada.

"Tan pronto como entre en servicio, esta central eléctrica jugará un papel extremadamente importante como un suministro de reserva rápido para hacer frente a variaciones repentinas en la producción y la carga", añadió.

Los socios del proyecto instalarán el BESS llave en mano y se basará en el producto de almacenamiento de baterías GridStack de sexta generación. El consorcio también construirá transformadores, siendo Siemens responsable de la integración completa del sistema de almacenamiento en la red de Madeira.

Comentarios