El PSOE apela a la unidad institucional para defender el soterramiento del tendido eléctrico en el sur de Lanzarote y en Fuerteventura

Dolores Corujo esgrime razones paisajistas y medioambientales para rechazar el tendido aéreo por considerarlo “una salvajada”


La diputada del PSOE por Lanzarote, Dolores Corujo, reiteró este martes el rechazo del Grupo Socialista a un tendido eléctrico aéreo para el sur de la isla y Fuerteventura e insistió en que la apuesta debe pasar por el soterramiento. “Estamos convencidos de que hay alternativas, soluciones, porque existen otras maneras de abordar el reforzamiento de las líneas de distribución eléctrica sin cometer la salvajada que este proyecto pretende”, dijo en el pleno del Parlamento.


Tras subrayar que el soterramiento, “pese a ser más caro, es factible, se trata de una decisión muchísimo más racional, especialmente en nuestras islas, donde los costes ambientales y paisajísticos debieran integrarse como un elemento más en el cálculo del coste real de cualquier intervención en el medio”.


Corujo hizo hincapié en el enorme valor del paisaje de Los Ajaches, en Lanzarote, o de la zona especial de protección de aves (ZEPA) de Antigua, patrimonio natural que se vería afectado por un tendido aéreo. “Es cierto que es más barato, pero no es el más económico si somos capaces de contemplar en el cálculo de su coste real el impacto ambiental y paisajístico que con tanta alegría se externaliza, repercutiéndolo al conjunto de la sociedad, en este caso en forma de deterioro de su medio ambiente y su paisaje”, expuso.


La parlamentaria señaló otra razón de calado para rechazar el proyecto “se podría resumir diciendo que se trata de una cuestión de fueros”. En este sentido, recordó que el Parlamento ha sido escenario de encendidos debates más que justificados sobre decisiones del Gobierno de España tomadas a espaldas de Canarias. “Esta Cámara, y con toda la razón, ha reprochado el ejercicio metropolitano del poder al Gobierno de turno cuando ha exhibido galones para decidir sobre Canarias sin contar con Canarias. Sin embargo, este Gobierno sigue justificando decisiones que no son de carácter comunitario, sino puramente insulares, con desprecio a la opinión de la isla o islas afectadas”, indicó.


En este punto, rechazó que se ignoren las disposiciones que contemplan los planes de  ordenación insular, que prohíben este tipo de tendidos, simplemente porque la norma concede a este Gobierno la capacidad de hacerlo. Es legal, pero no es legítimo y alcanza tintes cuasi colonialistas cuando se hace despreciando el rechazo manifestado unánimemente por las instituciones afectadas.


Comentarios