Promueven el autoconsumo colectivo en Siete Palmas

El proyecto piloto prevé la incorporación de 3.411 viviendas a esta comunidad en una superficie útil de 53.706 metros cuadrados


Siete palmas



El Cabildo, a través del Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria (CIEGC), ha mantenido una reunión con 50 personas interesadas en conocer el proyecto pionero de autoconsumo colectivo que desde el Cabildo se va a impulsar en el barrio de Siete Palmas y que espera que beneficie a más de 3.400 viviendas de Las Palmas de Gran Canaria. El director insular de Energía y Clima, Alexis Lozano, fue el encargado de explicar este proyecto y resolver las dudas de los presentes.

“Estamos explorando nuevas fórmulas para favorecer la penetración de las renovables impulsando el autoconsumo y el autoconsumo colectivo que permiten la transformación de los consumidores de energía en prosumidores capaces de producir, al menos, parte de la energía que consumen”, señaló. Lozano aclaró que, aunque el proyecto piloto es en Siete Palmas, porque es el que da más visibilidad al autoconsumo colectivo, desde el CIEGC se asesora a cualquier proyecto de autoconsumo colectivo de Gran Canaria.

El Cabildo informa de que entre los asistentes a este encuentro había administradores de fincas, presidentes y órganos de gobierno de las comunidades de propietarios y vecinos de la totalidad de las agrupaciones de edificios planteada para el proyecto piloto, que pudieron acceder a toda la información sobre las líneas de actuaciones, el estado actual del proyecto y la implicación de convertirse en una comunidad energética a futuro. También se abordó la preparación de una asamblea informativa con todos los vecinos, prevista para este mes de octubre.

El proyecto piloto sobre el que trabaja el CIEGC para Siete Palmas prevé la incorporación de 3.411 viviendas a esta comunidad de autoconsumo colectivo para instalar en una superficie útil de 53.706 metros cuadrados sobre las cubiertas de los edificios 15.624 módulos capaces de producir 12,4 gigavatios/hora al año y una potencia pico de 7,9 megavatios.

Lozano explicó que se ha elegido Siete Palmas por la disposición de las construcciones, el tamaño de sus cubiertas y la cercanía a grandes edificios públicos con instalaciones fotovoltaicas, como el Gran Canaria Arena, que lo convierten en el lugar idóneo para probar el modelo de excedentes con compensación que contribuye al propósito del Consejo Insular de la Energía y del Cabildo de Gran Canaria de transformar la generación y el consumo energético de Gran Canaria hacia un modelo de ecoísla.

Este es el primer paso para la creación de comunidades energéticas, entre las cuales se generará energía que se traspasará entre los diferentes edificios públicos y privados, de manera que se compense el consumo y la producción, para potenciar el aprovechamiento energético.


Comentarios